Estudios de demanda

Tienen como finalidad determinar el número y las características de los usuarios actuales o futuros que hacen uso de un sistema de transporte. Las características referidas incluyen la distribución espacial y temporal de los viajes así como las relativas a segmentos de usuarios representativos en términos de movilidad o datos socioeconómicos. Para determinar el número de usuarios futuros se parte de un sistema de transporte, un conjunto de servicios ofrecidos y un mercado actual de usuarios. Posteriormente, las características de dicho sistema en términos de oferta, demanda y desempeño se replican a través de herramientas de simulación que son ajustadas en sus parámetros internos y externos. Enseguida se incorpora el proyecto, las medidas o intervenciones en dicho modelo y se procede a determinar la captación del proyecto propuesto así como las características de desempeño del sistema de transporte modificado. Los resultados obtenidos son evaluados en términos de su robustez ante posibles cambios en los valores de los parámetros utilizados a través de un análisis de sensibilidad o de probabilidad de cumplimiento. Estos análisis también se pueden complementar con relativos a estructuras de tarifas que optimizan algún criterio en particular. Los objetivos de un estudio de demanda son diversos. En conjunto con el Contratante estos objetivos se establecen con la finalidad de determinar el alcance del estudio de demanda.